Es curioso, cuando llegamos al centro de Barcelona y se nos aparece la gran explanada de la Plaza Catalunya, sentimos un amago de libertad. Notamos algo así como un alivio, un respiro tras haber salido ilesos del embudo que se genera al paso zombies con escaparatitis.
Tras ese hastío, vencemos las escaleras de la plaza y corremos de punta a punta haciendo volar  las palomas.

Una sensación de evasión que no es del todo real, pues no muy lejos de la plaza,  nos vigilan desde una azotea a vista de pájaro! Una terraza ideal para alimentar al mirón que todo fotógrafo lleva dentro!

Untitled-1_b_n_marcaII

Tres meses de Viaje por la Barcelona Secreta nos han llevado al corazón de la ciudad, toda una alegoría! Quizás, vayamos dejando atrás el prefacio de esta historia y lleguemos a la trama del viaje. Como quiera que sea, nos dejaremos llevar…

Desde el epicentro de la Condal, volvemos a sacar la Brújula, es como partir desde el kilómetro cero de Madrid. Aquí la aguja se vuelve loca, gira y gira poseída y no tenemos referencia ni de mar ni de montaña!  Ni mojando el dedo índice notamos un soplo de viento!! Estamos perdidos!! Por fin…el imán responde y nos señala…allí está….el Norte Magnético.

Merece la pena un homenaje a este mirador que vivió sus años de gloria, aún conserva esa carpintería de aluminio dorado que tanto marcó (traumó) en los ochenta. Qué gran experiencia volver a entrar en los grandes almacenes de esplendor añejo!
Aquí el reloj se paró en la primavera del 88: pañuelos de seda con estampados de lunares, listas de bodas, Julio Iglesias firmando baldosas de Porcelanosa y mujeres a imagen y semejanza de Norma Duval.

Todo sigue anclado en las faldas plisadas de la chica nueva en la oficina que, tras una subida en zig-zag, nos lleva al reino del cielo! Sigan subiendo a su terraza! Hagamos de los miradores de restaurantes y hoteles de esta ciudad nuestro Patrimonio Popular! Que no sólo sean para uso y disfrute del turista y la clientela aventajada! No se queden en la puerta! Pasen, pasen! Entren a hacerse una foto con sus sobrinos! Con sus nietos! Que pose toda la familia! Y pidan al simpático camarero que les glorifiquen dándole disparador!!

CLICK!!!