A veces no sabes la razón por la que un lugar te atrae tanto a fotografiarle. Intuyes que el tiempo moldea el paisaje y que es vulnerable a su transformación. Congelar ese momento tan breve, engancha.

Aunque en esa situación, no sabes a ciencia cierta las razones que te llevan a la instantánea, el paso del tiempo va sacando el por qué de las cosas.

Barcelona tuvo un segundo parque de atracciones y permaneció abandonado durante un breve espacio de tiempo. Allá por el año 2000, un grupo de compañeras nos zambullimos en un Viaje de Chihiro. Todas aquellas atracciones y zonas de recreo, las que formaron parte de un pasado esplendoroso, las pudimos fotografiar en un momento de pleno abandono.

Fue un ejercicio peculiar haciendo memoria, entre los escombros y cristales rotos intentábamos relacionar cada lugar como lo fue en plena actividad.

Cada una de nosotras, tomó sus fotos. Cada una, se encerró en su laboratorio para guardar el resultado en un cajón y que el tiempo pasara. Hasta que un día de octubre del 2013, te acuerdas que allí arriba hubo un Parque de Atracciones, en pleno auge y en plena decadencia.

En la siguiente secuencia de fotos, te presentamos el Parque de Atracciones de Montjuïc en sus últimos años de vida. Esperamos que puedas reconocer tu atracción favorita!

Untitled-1