En sus años de esplendor, los folletos de la época lo describían así:

Establecimiento de primer orden, a 400 metros sobre el nivel del mar y rodeado de frondosos bosques. La situación topográfica, desde el punto de vista pintoresco y sano, no tiene rival en Europa. Hospedaje desde 8 pesetas sin desayuno.
Restaurante a la carta y cubiertos desde 5 pesetas.

En una zona remota de la ciudad, se construyó hace más de cien años un complejo de ocio que nada tenía que envidiar a los ahora. Tenía de todo, salones recreativos, oratorio público, jardines con plantas exóticas, restaurantes con servicio venido desde París y hasta una montaña rusa. Tampoco le faltaron leyendas macabras a su alrededor, cuentan de la existencia de una habitación de suicidios, aquí acababan con su vida los perdedores que habían apostado a la ruleta todo su patrimonio.

El día que descubrimos éste lugar, actualmente lleno de ruinas y engullido por la madre naturaleza, tuvimos la sensación de sumergirnos en un viaje como el de Chihiro

Si quieres saber más sobre este lugar puedes apostar tu curiosidad, o tu patrimonio, en la casilla de comentarios y en breve dejaremos más pistas.


ocio