La fiesta de Sant Pollastre ya lleva diez años celebrándose en la zona más antigua del barrio del Poblenou. Cada año, por estas fechas, uno de los rincones que sobrevivieron a la especulación de Porcioles, se llena de música, tradición y comida popular.


panoI

Se trata de una iniciativa que surgió en pleno tedio primaveral. La generación del barrio que hoy ronda los cuarenta,  veía que desde octubre hasta abril no había nada que celebrar en el barrio, por lo tanto nada que quemar. Un fastidio sobre todo para aquellos que formaban parte de la Colla de Diables.
Aquí es cuando la frase que dice  “El niño que no se aburre, sale idiota”, da la razón a éste fenómeno. Y así es,  porque para que surjan ideas frescas, anteriormente, suele haber un pasado de tardes de aburrimiento sentad@s en un banco comiendo pipas.

La leyenda de Sant Pollastre tiene su origen en la procesión que se celebraba en honor a San Pedro, el santo mentiroso. En uno de los núcleos primigenios de Sant Martí de Provençals, los vecinos hacían tres procesiones después de Semana Santa y al cuarto fin de semana, se hacía una celebración en honor a la Mentira y a San Pedro, el mentiroso.

En uno de estos festejos, allá por el 1500 y pico, algunas brasas quedaron medio encendidas, pero los vecinos no se percataron debido a la borrachera y se fueron a dormir.
Las ascuas se reavivaron durante la noche, fueron los pollos los que vieron la tragedia que se les venía encima y empezaron a piar y a cacarear hasta llegar a despertar a los vecinos.

La gente, asustada, intentó escapar por tierra pero era imposible. Por entonces esta zona era un gran humedal y estaba repleta de juncos que hicieron de aquel incendio toda una llamarada. De esta forma, los habitantes subieron a las barcas de pesca, metieron a los pollos y empezaron a remar por un canal huyendo del fuego. Cuando se vieron sin escapatoria, un niño alzó un pollo, lo elevó al cielo e invocó a Sant Pollastre para que se apiadara de ellos. Y así, igualica que la historia de Moisés, se abrieron las aguas de la actual Mar Bella, y los habitantes se vieron salvados por el Santo Pollo.


cap_al_tard_isidreNonell

Y es así como nació la leyenda de Sant Pollastre de Poblenou,  una historia que fue recuperada hace diez años por un grupo de jóvenes del barrio.

Esta fiesta es una iniciativa espontánea, un pedazo del resultado de la convivencia entre vecinos. Contiene todos los elementos de lo popular y carece de todos aquellos elementos de la festividad que proyectan sobre una maqueta, las que hoy día nos venden como folclore.

Jordi es el Cap de la Colla de Diables del barrio, cuenta que cuando empezaron con Sant Pollastre hablaban con los técnicos del barrio para pedir un generador y, a ser posible, un escenario. Pero las conversaciones solían acababar por buscarle 3 pies al gato:
–    Un generador para Sant Pollastre? Y qué es esta fiesta? […] un hombre disfrazado de pollo y una mujer de polla bailando en la plaza del barrio?
–    Sí, un generador, pues para celebrar Sant Pollastre! Para hacer el ridículo, el animal, el tonto!!!

La jornada de Sant Pollastre se inicia con un grupo de percusión del barrio, los Sambossa Bier van paseando por las calles, así como antiguamente se iba en procesión en honor a San Pedro el mentiroso.


vlcsnap-2013-04-28-15h46m41s138

Una vez llegan a la plaza del barrio, se procede a la entrega de premios de los carros (de la compra) mejor decorados: Edu, colaborador del equipo organizador, recuerda algunos carros memorables de años anteriores: el carro del Equipo A, el carro de Epi y Blas, el de BarcelonETA…

CARROS

Sigue la celebración con el pregón y el baile de las 7 mentiras. En realidad fueron tres mentiras las que San Pedro dijo a Jesucristo, pero aquí se han sacado cuatro más de la manga para relacionarlas los pecados capitales, y por qué no decirlo…para que baile más gente, lo que nos parece fenomenal.

Uno de los momentos más simbólicos de la fiesta es el baile del pollo y la polla, cada año lo protagoniza una pareja de novios del barrio. Bailan la canción de Sant Pollastre al compás de un Guagancó, un ritmo cubano de herencia Indiana.


vlcsnap-2013-04-28-16h48m18s248

Estamos en el punto más intenso de esta fiesta y…empieza la carrera de carros!! La estampida!! Hay que remar y escapar del fuego!! Es una representación de la huída del incendio que se declaró en el S.XVI, pero en este caso, tuneadísima a los tiempos de hoy!  Cada pareja de concursantes, se mete en su carro de la compra e intentará escapar de las llamas remando sobre pavimento!
El carro que primero llegue a la línea de meta, ganará el cinturón de Sant Pollastre para todo el año!!


vlcsnap-2013-04-28-16h57m45s36

La fiesta se despide con una gran comida popular mar y montaña: pollos a la brasa, sardinas y hasta el próximo año!

Untitled-1